jueves, 19 de noviembre de 2020

viernes, 30 de octubre de 2020

GUERRA DE MALVINAS

 FUE UNA GUERRA JUSTA




miércoles, 21 de octubre de 2020

miércoles, 2 de septiembre de 2020

miércoles, 26 de agosto de 2020

COINCIDENCIA CON EDUARDO DUHALDE

 


El Centro de Estudios Cívicos, de Córdoba, manifiesta su coincidencia con las reflexiones del ex Presidente, que han dado origen a una polémica, insólita, pero demostrativa del grado de incompetencia e hipocresía que existe en la dirigencia  argentina.

Sin tener ningún compromiso –personal ni político- con el Dr. Duhalde, no podemos dejar de reconocer su persistente esfuerzo en propiciar el consenso en torno de objetivos básicos, que permitan superar la crisis crónica de nuestro país. El 21 de agosto, invitados por dicho dirigente, catorce referentes religiosos y sociales suscribieron el Compromiso Social Amplio, hecho que pasó desapercibido en los medios de comunicación. (1)

Recordemos, además,  que el ex mandatario es uno de los pocos que, luego de dos décadas de retirarse de toda función pública, no ha recibido ninguna imputación judicial.

Nuestra adhesión a su advertencia sobre la grave situación que afecta a la Patria, no es oportunista; varios días antes de las entrevistas en las que manifestó  su opinión, publicamos el artículo que reproducimos a continuación.


Centro de Estudios Cívicos, 26-8-20


Prof. Flavia Villani – Arq. Jorge Cima – Dr. Mario Meneghini – Dr. Andrés Torres – Dr. Carlos Vargas

 

 

NO EXISTE SOCIEDAD DONDE NO HAY ORDEN

 

Hace exactamente dos siglos (19-8-1820), San Martín, en carta a los cuyanos, escribió esta frase lapidaria. Hoy en la Argentina, después de muchos avatares, comprobamos la exactitud de dicho pensamiento; la comunidad nacional, que sobrevive, no llega a configurar en la actualidad una sociedad, pues carece de orden.

Primero dejó de funcionar el Estado argentino, hace 50 años, al no cumplir las tres funciones esenciales que le corresponden: la integración social, el planeamiento y la conducción. (*)

Pero después, también la sociedad -de quien el Estado debe ser el órgano de conducción-, se fue anarquizando y no cumple cabalmente su finalidad. Recordemos que la sociedad civil se forma  de modo reflexivo y voluntario; surge, en un territorio determinado, porque una mayoría en la población que lo habita  decide darle origen o ratificar su continuidad.

Siguiendo a Weber, llamamos sociedad a una relación social cuando, y en la medida en que, la actitud en la acción social se inspira en una compensación de intereses por motivos racionales (de fines o de valores) o también en una unión de intereses con igual motivación.

Aunque resulte doloroso reconocerlo, es comprensible que muchos ciudadanos ya no adviertan que exista la concordia, elemento indispensable para que una sociedad funcione adecuadamente. Y no puede haber concordia, o amistad social, si se desconfía de la posibilidad de que las autoridades puedan mantener el orden en la convivencia, y garantizar un mínimo de seguridad y control.

Basta recordar ciertos datos recientes:

-El 7 de agosto, el Presidente reconoció que: “necesitamos construir cárceles porque si el delito crece, más gente será condenada…”.

-Vinculado a lo anterior, datos oficiales del Ministerio de Justicia reconocen que existen 46.982 prófugos en el país.

-IDESA, Instituto para el Desarrollo Social Argentino, acaba de publicar un informe sobre el IFE (Ingreso Familiar de Emergencia), revelando que el 46 por ciento de los receptores corresponde al grupo familiar unipersonal, que se determina por una simple declaración jurada. Pues bien, 2,8 millones habrían falseado su declaración; ya que según la Encuesta Permanente de Hogares, quienes integran dicha categoría son 1.307.327 personas, pero se liquidaron en total 4.129.036 órdenes de pago. (La Voz del Interior, 10-8-20)

 

Córdoba, 18-8-2020

 

(*) www.mario-meneghini.blogspot.com/2012/10/no-existe-la-soberania-pues-no-existe.html

 

*****

 

(1)

COMPROMISO SOCIAL AMPLIO

 

“SER GARANTES DEL DIÁLOGO SOCIAL Y LA PAZ EN NUESTRO PAÍS”

 

MPA, 21 agosto, 2020

 

 Reunidos en la sede del Movimiento Productivo Argentino, los abajo firmantes, convocados por el Congreso Mundial del Diálogo Intercultural e Interreligioso y por el ex Presidente Eduardo Duhalde, deseamos expresar nuestra voluntad de participar activamente en el llamado a un Compromiso Social Amplio, que integre a las instituciones religiosas y credos de nuestro país, como así también a todos los sectores de nuestra sociedad, y a hombres y mujeres de buena voluntad.

Creemos:

Que la unidad en la diversidad colaborará con la redención de nuestro país, trayendo consigo un futuro mejor para nosotros y nuestra posteridad.

Que,  así como se declara en el Preámbulo de nuestra Constitución Nacional, con Fe en Dios, invocando su protección, podemos intervenir activamente y alcanzar el deseado bienestar general de nuestro pueblo.

Que la Fe en los valores, fundada en el corazón de la juventud, puede ser el motor que impulse el cambio en nuestro camino de dialogo, paz, y libertad.

Que los hombres y mujeres de Fe, deben participar honorablemente en la vida social y política de nuestra democracia.

Por último, nos une la creencia en un Dios todopoderoso y eterno, y la convicción de que “la fe, la esperanza y el amor, nunca deben dejar de ser…”1 Corintios 13.

 

 Eduardo Duhalde, ex presidente de la Nación y presidente del Movimiento Productivo Argentino.

 Gustavo M. Guillermé, Fundador y Presidente del Congreso Mundial de Diálogo Intercultural e Interreligioso “Una Senda hacia la paz”.

Padre Maximo Jurcinovic, en representación de Mons. Oscar Vicente OJEA, Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina CEA y Obispo de la Diócesis de San Isidro.

Rabino Isaac SACCA, Gran Rabino Sefardí de Buenos Aires, Fundador y Presidente de MENORA Organización Mundial para la Juventud.

 Mons. Crisóstomo Juan GASSALI, Arzobispo y Vicario Patriarcal para la República Argentina de la Iglesia Siriana Ortodoxa de Antioquia.

Arzobispo Kissag MOURADIÁN, Primado de la Iglesia Apostólica Armenia, para Argentina, Uruguay y Chile.

Imán Marwan GILL, Presidente de la Comunidad Musulmana Ahmadia en Argentina.

 Élder Benjamín DE HOYOS, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

Pastora Laura GÓMEZ, Pastora de la Iglesia Bautista, integrante de la Mesa Directiva de ACIERA, Fundadora y Directora de la Fundación Elegí Sonreír.

Prof. Gustavo LIBARDI, Presidente de la Iglesia Scientology de Argentina.

Ing. Sohrab YAZDANI, Miembro Fundador de Green Building Council Argentina y del Centro Educacional para la Paz, Miembro de la Comunidad Bahai de Argentina.

Ram Krishan SINGH KHALSA, Gurdwara Guru Ram Das Ji de la Comunidad Sikh

 Elder Lic Alfredo SALAS, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

Pastor Olsvaldo Carnival, Presidente de ACIERA.

Miguel Scozzari, Integrante del Consejo Directivo del Movimiento Productivo Argentino.

 

martes, 18 de agosto de 2020

NO EXISTE SOCIEDAD DONDE NO HAY ORDEN

 


Hace exactamente dos siglos (19-8-1820), San Martín, en carta a los cuyanos, escribió esta frase lapidaria. Hoy en la Argentina, después de muchos avatares, comprobamos la exactitud de dicho pensamiento; la comunidad nacional, que sobrevive, no llega a configurar en la actualidad una sociedad, pues carece de orden.

Primero, dejó de funcionar el Estado argentino, hace 50 años, al no cumplir las tres funciones esenciales que le corresponden: la integración social, el planeamiento y la conducción. (*)

Pero después, también la sociedad -de quien el Estado debe ser el órgano de conducción-, se fue anarquizando y no cumple cabalmente su finalidad. Recordemos que la sociedad civil se forma  de modo reflexivo y voluntario; surge, en un territorio determinado, porque una mayoría en la población que lo habita  decide darle origen o ratificar su continuidad.

Siguiendo a Weber, llamamos sociedad a una relación social cuando, y en la medida en que, la actitud en la acción social se inspira en una compensación de intereses por motivos racionales (de fines o de valores) o también en una unión de intereses con igual motivación.

Aunque resulte doloroso reconocerlo, es comprensible que muchos ciudadanos ya no adviertan que exista la concordia, elemento indispensable para que una sociedad funcione adecuadamente. Y no puede haber concordia, o amistad social, si se desconfía de la posibilidad de que las autoridades puedan mantener el orden en la convivencia, y garantizar un mínimo de seguridad y control.

Basta recordar ciertos datos recientes:

-El 7 de agosto, el Presidente reconoció que: “necesitamos construir cárceles porque si el delito crece, más gente será condenada…”.

-Vinculado a lo anterior, datos oficiales del Ministerio de Justicia reconocen que existen 46.982 prófugos en el país.

-IDESA, Instituto para el Desarrollo Social Argentino, acaba de publicar un informe sobre el IFE (Ingreso Familiar de Emergencia), revelando que el 46 por ciento de los receptores corresponde al grupo familiar unipersonal, que se determina por una simple declaración jurada. Pues bien, 2,8 millones habrían falseado su declaración; ya que según la Encuesta Permanente de Hogares, quienes integran dicha categoría son 1.307.327 personas, pero se liquidaron en total 4.129.036 órdenes de pago. (La Voz del Interior, 10-8-20)



(*) www.mario-meneghini.blogspot.com/2012/10/no-existe-la-soberania-pues-no-existe.html

 

domingo, 16 de agosto de 2020

San Martín

 LEYENDAS Y FALSEDADES